13 diciembre 2006

CARACTERIZACION DEL TEATRO COMUNITARIO EN BOGOTA

CARACTERIZACION DEL TEATRO COMUNITARIO EN BOGOTA

Por: Carolina Chávez / Teatro Ciclo Vital


Con este texto queremos proponer un acercamiento a la caracterización de Teatro Comunitario en Bogotá. Durante los últimos años se ha construido y manifestado una nueva generación de hacedores del Teatro, quienes en el desarrollo de su quehacer como teatristas se han involucrado en el trabajo con la comunidad, dando así a su trabajo un perfil socio-cultural que lo diferencia de las grandes compañías y grupos teatrales de la ciudad. Para comenzar queremos decir que el teatro comunitario tiene tres características importantes: el lugar en el cual desarrollan su trabajo, la relación actores (artistas) - comunidad y el desarrollo de producciones teatrales de dichos grupos.

En primer lugar el espacio físico donde los grupos teatrales comunitarios desarrollan su trabajo casi siempre son espacios concertados con la comunidad, sedes de Juntas de Acción Comunal, Casas Vecinales..., allí se han consolidado como núcleos artísticos interrelacionando con la comunidad directamente; su actividad como grupo teatral en primera instancia es hacer un estudio del ethos de su comunidad, del conjunto de valores, costumbres y problemáticas, para que así su estancia en ese espacio no sea una forma de invasión sino un espacio de interrelación, allí desarrollan su actividad sin obligar a la comunidad a aceptarlos, pasando a ser un centro y punto de reunión y encuentro de la misma. Los núcleos artísticos irradian a su comunidad con nuevas expresiones artísticas y a su vez se complementa con la cotidianidad de esta. Aquí el grupo teatral se convierte en un investigador de su comunidad, y los resultados serán (en algunos casos) el material de estudio para producciones artísticas y revelarán sus vivencias, de esta manera los grupos de teatro comunitario somos un modo de expresión de la comunidad. En estos espacios no prima solo el valor artístico, también se empiezan a revelar las necesidades, fortalezas y posibles soluciones a problemas de la comunidad, fortaleciendo la construcción de un tejido social, en donde el arte es un aspecto primordial para construir espacios de convivencia y tolerancia.

Cuando un grupo teatral ya esta vinculado con su comunidad, se involucra en muchos aspectos, construyendo así otros espacios diferentes al hecho teatral (presentaciones de espectáculos) para que su comunidad se exprese, es el caso de grupos teatrales que sostienen y ejecutan programas como escuelas de formación, talleres de sensibilización al arte, incluyendo a jóvenes, niños o adultos dentro del hecho teatral; estos actores sociales con proceso de varios años se perfilan para producir hechos estéticos, incluso para participar en la base de los núcleos artísticos, ya dejan de ser
un objeto de estudio y pasan a ser un sujeto con expresión propia de su realidad. Dejan de ver el espectáculo en la plaza, la calle o los parques, para ser ellos autores de su propia forma de ver la vida y con una perspectiva propia del arte. Aquí la comunidad pasa de ser un espectador desprevenido a vincularse con los núcleos teatrales, no necesariamente en la construcción de un personaje o de un hecho estético, sino haciendo parte de tareas que enriquecen el quehacer, vestuarios, logística, luces, sonidos, trasportes, refrigerios... para la producción de alguna de nuestras presentaciones o eventos de encuentro teatral. El núcleo artístico en este punto no sería un ente ajeno al que se ve, con este proceso este núcleo se convierte en un representante vocero de lo que piensa y siente su comunidad, esta lo legitima y a la vez lo hace responsable de hacer saber su sentir y en ese seentido somos representantes directos del sentir de nuestra comunidad.

Ahora bien, para algunos críticos, hacer teatro en las comunidades implica no realizar el hecho estético como se debe, ni siquiera se cataloga como semiprofesional, pero para nosotros la clave y el secreto de nuestro quehacer está en los métodos de entrenamiento, en que la construcción estética de nuestras producciones sea la mejor, en prepararnos en los diferentes aspectos del oficio del actor y del director, que tengamos un criterio social claro en lo que vamos a poner en la escena y sobretodo respetar nuestro oficio como lo haría un ingeniero, abogado o cualquier otro profesional. Nosotros los actores de grupos de teatro comunitario invirtiendo tiempo de formación y creación y hacemos visible lo “invisible” de nuestros espacios.

Pero para los hacedores de teatro comunitario siempre existen grandes preocupaciones; en primer lugar el modo de supervivencia de los participantes del núcleo teatral, quienes dividen su tiempo entre el quehacer teatral, la comunidad y otras opciones para poder solucionar su vida económica. En segundo lugar, mantener económicamente sus espacios de acción y financiación para la construcción de producciones teatrales, puesto que en la mayoría de los casos los componentes (actores y directores) de los núcleos artísticos hacen grandes peripecias para conseguir recursos que alimenten sus procesos tanto con la comunidad como en lo artístico y por último la profesionalización de los grupos en cuanto a formación tanto para actores como para directores.

1 Comments:

Blogger Ana Carolina said...

Hola quisiera saber si la red de teatro en comunidad aun funciona en colombia, por favor y como puedo contactarme con dicha red. mil gracias.

4:55 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home